Y cuando por mucho que lo intentes…

Está claro que hay cosas en esta vida para los que muchos no hemos nacido (en mi caso bastantes jajaja) pero yo lo sigo intentando.

Y quién me iba a decir a mí que a mis 50 años iba a seguir luchando para hablar inglés.

Llevo casi toda mi vida estudiando inglés. Es una de esas cosas que creo que, en la época que vivimos, es supernecesaria todo y que siendo realistas la gran mayoría de la población mundial habla hispano así que ahí lo dejo.

Cuando yo estaba en el colegio se estudiaba francés. Me compré el libro con toda la ilusión del mundo por empezar a estudiar otro idioma y después del primer día de clase la profesora nos informó de que a partir de la siguiente lección empezaríamos a estudiar inglés. A mí me daba igual, a mí me hacía gracia aprender otro idioma fuera cual fuese así que lo cogí con todas mis ganas.

Pero el inglés se resistió a entrar en mi cabeza. Sería porque la profesora tampoco se puede decir que supiera mucho, sería porque el inglés que te enseñaban en el colegio era muy básico… el caso es que yo no avanzaba. Así que ya de más mayor me apunté a diferentes academias. Y ni con esas, nunca avanzaba.

Quiso el destino que entrara a trabajar en un departamento de Cooperación Internacional donde el inglés era el pan nuestro de cada día. Teníamos becarios de varios países y, todo y que ellos venían a aprender el castellano, siempre intercambiábamos frases. En aquella época, era más la vergüenza de hablarlo que el no entenderlo, porque me defendía bastante bien a la hora de escribirlo y de escucharlo, pero hablarlo… eso era otro tema, aunque lo tenía que hacer por narices.

Finalmente cambié de trabajo y el inglés dejo de pertenecer a mi día a día. Os puedo asegurar que un idioma no es como montar en bicicleta que nunca se olvida, he vuelto a intentar estudiarlo, a recuperar lo que sabía, y todo y que sigo entendiéndolo bastante bien a la hora de leerlo, soy incapaz de entender cuando lo hablan (y más si son series americanas) y mucho menos hablarlo.

Según un estudio se trata de la plasticidad de las neuronas, que llegada una edad el cerebro empieza a dar prioridad a la estabilidad.

Hace unos años fuimos a pasar unos días con unos amigos a Londres y la única que entendía algo era yo, así que me dispuse a hacerme entender por los londinenses. Me parece increíble su pasividad y la poca empatía que demuestran hacia los extranjeros. Si no los entiendes es tu problema, ellos no se esfuerzan lo más mínimo. Y luego vienen ellos aquí y parecemos tontos esforzándonos por explicarles las cosas con gestos y con palabras sueltas en inglés para que nos entiendan. En fin, que cuando ya llegaba el momento de volver a casa es cuando yo empezaba a desenvolverme bien con el idioma.

Como de momento no veo viable irme a vivir a un país de habla inglesa que es la forma más segura de aprender el idioma (que ya me gustaría) lo único que me queda es seguir intentando aprenderlo con las aplicaciones que puedes encontrar por internet e intentar no morir en el intento.

Pero que como siga así, no descarto pasarme al chino que, quién sabe, a lo mejor aprendo antes.

¿Vosotr@s tenéis facilidad para los idiomas o sois de los míos?

Y llega el momento de decidir qué hacer…

Te encuentras con un montón de tiempo libre y no sabes muy bien qué hacer, pero tienes claro que algo hay qué hacer

Quién lo iba a decir que ibas a tener tanto tiempo libre y encima… ¡sin poder salir de casa porque estás en cuarentena!

Los niños encantados con sus ordenadores y teléfonos todo el día chateando con los compis, tu marido con esas reparaciones que no ha podido hacer antes y tú… ¿qué haces tú? Pues ya está, te programas tu horario y te pones a refrescar ese inglés que hace tanto tiempo que tienes olvidado y te apuntas a esa aplicación para el móvil de Duolingo que está genial, pero que te acaba estresando porque no llegas al número 1 de la división diamante, porqué siempre hay alguien que está esperando a la noche antes para hacer 20 lecciones de golpe y quitarte el primer puesto.

Después de la lección diaria de inglés te dedicas a hacer un poco de ejercicio, de ese que no has hecho en tu vida, y te pones a Fausto en Youtube para hacer 20 minutos de cardio con él… ¡Ayyy Fausto! ese muchacho que cuando tú ya piensas que te vas a desmayar, pero te obligas a llegar al final del ejercicio dice: «Y DIEZ MÁS» y te apuntas mentalmente abandonar tu idea de hacer deporte.

Después del tute te sientas un poquito a descansar y piensas: ¿no se me ocurriría a mi algo como al tipo ese que inventó el Post-it, o el que inventó los pines (esas chapitas que te ponías en la ropa) o alguna cosa parecida que me hiciera montarme en el dólar? Pero como después de cinco minutos no se te ocurre nada te vas a la ducha y luego coges ese libro que ahora sí tienes tiempo de leer.

Huelga decir, que antes de todo esto, ya has realizado esas tareas domésticas que antes sólo podías hacer los fines de semana y que, ahora, te vas repartiendo poquito a poquito cada día, y que es cosa de agradecer, la verdad.

Y tú ¿qué has hecho para pasar esos días tan largos? ¡Estaría encantada de que me déis ideas!

Los mundos de Cris

Aquí esta mi particular visión de la vida

Tiempo de Cenizas

Que las cenizas se conviertan en palabras y de ellas resurja una llama de eterna poesía

La Ki-Regeneration ®

"Développer une médecine basée sur la conscience autodidacte du corps à s'auto-régénérer pour rester équilibré"

Dama del Otoño

Palabras que se quedan grabadas en lo más profundo del alma.

Reality Decoded

Making Clear What Is Hidden In Plain Sight

Mila Detti

"Antes y después el mundo se ha hecho pedazos y hay que nombrarlo de nuevo, dedo por dedo, labio por labio, sombra por sombra." Julio Cortazar.

Realismo Antimágico

Los propios dioses

Nomonauta_

¿A dónde vamos?

Equilibra't - Sílvia Romero

Nutrición y Alimentación - Dietista-Nutricionista

Hassentidoque.wordpress.com

Has sentido que...

YoCasting

telent · services

ElBlogDebdaiana

Hablemos de inspiración, estilo de vida, amor propio.

el diario de Amatista

recortes de papel

Sigo aqui

Mi rincon del cuadrilatero

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos